Inicio

Institucional
- Institucional - Autoridades - Concejales - Bloques políticos - Comisiones Internas - Concejales anteriores - Audiencias Públicas
Sesiones
- Sesiones - Actas - Audios - Transmisiones en vivo
Banca 21 Legislación Novedades
- Novedades - Actividad de los concejales
Contacto

Tandil adherirá a la Ley que regula el uso de cannabis medicinal

Tandil, 19 de Junio de 2017

Fue reglamentada por Vidal

La Comisión de Desarrollo Social y Salud que preside el concejal Adolfo Loreal (UCR) recibió a Ana Fazekas y Gustavo Ojeda, creadores del grupo Cannabis Medicinal Tandil, que busca constituirse en asociación civil sin fines de lucro. Ojeda y Fazekas son referentes locales en cuanto al uso de aceite y tintura madre con fines medicinales.

En la reunión -de la que participaron también Rogelio Iparraguirre (FPV), Pablo Díaz Cisneros (PRO), Matilde Vide (UCR) y Beatriz Fernández (FR)- quedó sentado el criterio unánime de adherir a la ley recientemente sancionada y reglamentada este mes por la gobernadora María Eugenia Vidal.

El presidente de la comisión legislativa promueve que, además de la adhesión a la norma- se avance en la cuestión territorial concreta del Partido de Tandil. Aquí, según interpretan Fazekas y Ojeda, hay unos 300 usuarios medicinales de aceite y tintura madre derivados de cannabis.

“La universidad, el INTA y el Sistema Integrado de Salud deberían trabajar juntos para dar lugar al conocimiento científico que permita entender mejor el uso de cannabis de forma medicinal, que hasta el momento se presenta apoyado sobre cuestiones fenoménicas y experimentales”, apuntó Loreal. Y observó que el tema plantea zonas grises: “La legislación prevé el uso medicinal, pero por otra parte existe el uso recreativo y no pocas veces su abuso genera adicción, y todo eso con la misma planta”.

En esta línea manifestó que “hay cultivadores solidarios que aún a riesgo de cometer un ilícito cultivan para sostener la provisión a quienes necesitan el aceite”.

Para Loreal es crucial la intervención del Estado, no solo para regular sino para apuntar al desarrollo científico en el uso medicinal de cannabis, “porque mientras un cultivador puede hacerlo para beneficiar al prójimo otro puede estar plantando al servicio de las adicciones”.